Friday, March 4, 2011

Hospitalidad belga (Bélgica, cuarta y última vez) / Belgian hospitality (Belgium, fourth and last time)


Quizá no fue la mejor opción, pero el chico que me llevó a París me llevó a Mons, Bélgica.  Digo no la mejor opción porque salimos de París a las 16.00 y estaba en Mons, sin lugar donde dormir, a las 19.00. Por mi cuenta quizá hubiese llegado hasta Hasselt.
Un chico de CS me mandó un SMS diciéndome que no podía hospedarme pero sí me podía hacer compañía. Al final me consiguió en donde dormir. En el segundo nivel del bar de uno de sus amigos. Compartiría el lugar con la banda francesa que estaba tocando en el bar. Aunque suena cool, no lo fue. Poco después de la media noche se terminó la fiesta abajo y la trasladaron a donde yo estaba durmiendo.  Casi no dormí nada. Me costó mucho salir de Mons. Gasté mis últimos euros saliendo de ese pueblo pero al fin estaba en el aeropuerto donde sabía que sería fácil llegar a Hasselt.

Maybe it wasn’t the best option, but the guy that drove me to Paris drove me to Mons, Belgium. Maybe not the best option because we were leaving Paris at 16.00 and arriving in Mons around 19.00, without a place to stay. On my own I’m sure I would’ve made it to Hasselt.
A CSer sent me a SMS telling me that he couldn’t host me but he was going to keep me company. In the end he found me a place to sleep. In the top floor of his friend’s pub. I was sharing the place with the French band that was playing. Regardless of how cool that sounds, it wasn’t. Shortly after midnight the party finished downstairs but they moved upstairs, where I was sleeping. I barely slept. It was hard to leave Mons. I spent my last euro leaving that town but finally I was at the airport where I knew it was going to be easy to get to Hasselt.

La última vez que vi a Wim fue cuando nos dijo “si consiguen jalón, sólo dejen mi mochila detrás de la baranda”. Eso fue en julio, en Barcelona. Casi un año después me estaba quedando en su piso.
No pude haber elegido mejor compañía para pasar mis últimos días en Europa. Wim también es autostopista y le gusta viajar de la manera más austera. Intercambiamos historias del hitchgathering. El fue la segunda persona del hitchgathering con la que me reuno otra vez. El otro fue Federico, aunque a el lo conocí antes.
Wim y Katrien se portaron super conmigo. Me invitaron a pasar una noche en la caravan de un amigo en Ottenburg, cerca de Leuven.
Mi último jalón en Europa no pudo haber sido mejor. Estábamos poniéndonos de acuardo para posar para una foto y cuando nos dimos cuenta, ya había un auto esperándonos.
La noche fue tranquila. Al día siguiente caminamos por Leuven que es una ciudad universitaria. Es donde vive la mayor concentración de estudiantes en Bélgica. Los fines de semana y para el verano la ciudad está muerta.

The last time I saw Wim was when he said to us “if you find a lift just leave my bag behind the fence”. That was in july, in Barcelona. Almost a year later I was staying in his flat.
I couldn’t have chosen a better way to spend my last days in Europe. Wim is also a hitchhiker and he likes to travel as cheap as possible. We exchange hitchgathering stories. He’s the second person from the hitchgathering that I meet again. The first one was Federico although I met him before.
Wim and Katrien were really nice with me. They invited me to spend one night in their friend’s caravan in Ottenburg, close to Leuven.
My last hitchhiking in Europe couldn’t have been the best. We were trying to pose for a photo when we saw that a car was already waiting for us.
It was a quiet evening. The following day we walked around Leuven which is a university town. Is the place with the biggest concentration of students in Belgium lives. During weekends and for the  summer the town is dead.

Ahora que estoy terminando esta entrada del blog, sentado en el aeropuerto. Pasada la media noche, esperando que abran el counter y poder ir a la sala de abordaje y poder dormir un poco, estoy listo para unas cuantas reflexiones.
Me espera un lugar cálido a 11.45 horas de distancia. Pero creo que vale la pena esperar tanto. La recompensa va a ser buena. Bueno, al menos eso creo. Eso espero. He pasado un día de mierda. No me siento bien. Extraño muchísimo a Ania.
Leí en mi cuaderno lo que me ha escrito la gente a través de estos 15 meses de viaje. La primera persona que escribió fue el 5 de noviembre del 2009. La última vez fue hace un rato, 468 días después.
Estoy esperando que en el cheque de pasaportes encuentren algo y me hagan perder el vuelo...

Now that I’m writing this blog entry, sitting in the airport. Past midnight, waiting for the ticket counter to open and be able to move to the boarding hall and try to sleep a little, I’m ready for a few reflections.
A warm place is waiting for me 11.45 away. But I think it’s worth the wait. The reward is going to be good. Well, at least that what I think. I hope. I had a crap day. I’m not feeling well.
I read what all the people I met wrote in my book during these 15 months of travels. The first person who wrote did it 5 november 2009. The last person was a while ago, 468 days after.
I'm hoping that in passport control they find something and delay me enough to miss the plane...

1 comment:

Ania said...

Hey ! I am the third person you met after after hitchgathering ! who visited you in Prague!? :)