Saturday, October 30, 2010

Česky Krumlov

No había tenido prisa por conocer la República Checa. Pensé: "igual voy a estar mucho tiempo aquí, no tengo prisa". Pasó más de un mes y aún no conocía nada fuera de Praga. Dan estaba de visita en la República Checa. Vino por unos días. A Fernando lo conocí en una reunión de CS. Él estaba sentado en la ventanda de su piso y escuchó gente hablando en español. El bar donde son las reuniones es debajo de su piso.

Dan y yo queríamos irnos a dedo a Česky Krumlov, pero Fernando quería irse en carro. Creo que fue buena opción, después de todo, 3 chicos haciendo dedo iba a ser casi imposible. En el camino hacia Krumlov vi a algunos autostopistas y me hizo querer aún más hacer dedo. De hecho recogimos a par en el camino hacia y desde Krumlov.

Česky Krumlov es un pueblo surreal. Es como sacado de un cuento de hadas. Es suficiente un día para explorarlo. Tiene un castillo con una vista increíble del río Vltava, del pueblo en general y de las montañas en la afueras. Me imagino que esa misma vista en el invierno ha de ser super increíble. Definitivamente quiero regresar en el invierno, cuando todo esté blanco. Pero, esta vez sí quiero hacer dedo, aunque me cague del frío. Es parte de la aventura no?

Cuando estuve en el pueblo, en la noche fuimos a un par de lugares. Un pub lleno de locales donde unos chicos nos compartieron un porro (me encanta la amabilidad checa) y luego a un club, frente a la plaza central. Esto en particular fue, llamémole interesante. Ahora sé cómo sería un mal trip en hongos. Debido a la confusión que causó cuando postié esto en facebook, hago la aclaración de que no probé hongos. El club era tan extraño, el ambiente tan extraño que se sentía como un mal trip. Una chica norteamericana (creo) tenía, evidentemente, muchas ganas de bailar. Le preguntó si quería bailar a un chico que estaba a la par mia. El respondió que no. Me preguntó: "do you want to dance?" a lo que respondí: "no hablo inglés!". Ella: "sprache sie deutsch?". Yo encogí los hombros, creo que así se dice no? Tercer intento, le preguntó a Dan. El también dijo que no. Yo creo que teminó bailando sola.

Era hora de regresar. Dan ya no regresaba a Praga, se iba a Linz y quizá a Salzburg. El regreso fue bastante cansado ya que trabajé el viernes y nos fuimos a Krumlov un par de horas después de que terminara mi turno, no dormí lo suficiente. De regreso me dormí durante el embotellamiento unos kilómetros antes de entrar a Praga.

Por cierto, no esperen más fotos ya que "he llegado al límite de capacidad en mi cuenta de blogspot" que está unida a mi cuenta en picasa. Creo que tendré que eliminar algunas fotos de picasa, pero aún tengo que ver cuales. O quizá cambiar de proveedor (?) de blog...




No comments: